Taijiquan para niños

Cuando las personas piensan en el Taijiquan con mucha frecuencia creen que se trata de una gimnasia china para personas mayores.  Sin embargo, este arte marcial puede ser practicado a cualquier edad.  En efecto, no es extraño encontrar jóvenes practicantes apasionados por el Taijiquan. Muchos de los actuales maestros más conocidos empezaron a practicar a edades tempranas (habitualmente antes de los 12 años).  Todo el tiempo de práctica acumulado desde la niñez es parte del secreto detrás de su gran habilidad.


No es extraño encontrar jóvenes practicantes apasionados por el Taijiquan

Los beneficios asociados a la práctica del Taijiquan pueden empezar a sentirse desde muy temprano en nuestras vidas. La periodista e instructora de Taijiquan Violet Li (2011a) acaba de publicar un artículo que nos recuerda este hecho. En el texto titulado “Childhood Obesity and Tai Chi” la autora se centra, específicamente, en la utilidad de esta práctica en el control del sobrepeso infantil, un problema de salud pública en aumento en Estados Unidos y otros países desarrollados.

El estudio ALADINO (ALimentación, Actividad física, Desarrollo INfantil y Obesidad), recientemente publicado, muestra que el 26% de la población infantil española tiene sobrepeso y que un 19% puede considerarse obeso.  Influyen en este hecho tanto los hábitos alimenticios como el tipo de actividad física desarrollada por los niños y las niñas. En este sentido encuentra el informe que entre quienes no tienen ordenador, ni videojuegos, ni DVD en su habitación, el 56% tienen normopeso.  Con lo que se sugiere que las formas de ocio sedentario tienen mucho que ver en lo que algunos han denominado la “epidemia de obesidad infantil” en España.

En respuesta a esta situación ya se han planteado diferentes programas y estrategias para promover una dieta equilibrada en los menores, así como una práctica regular del ejercicio físico.  El Taijiquan, estoy convendido de ello, puede complementar dichas iniciativas (y, por supuesto, no solo en niños).  En un artículo titulado “Tai Chi and weight loss”, Li (2011b) cita datos de un estudio según el cual en una hora de práctica del Taijiquan se queman tantas calorías como en el mismo tiempo dedicado a caminar o nadar a velocidad moderada, a realizar ejercicios aeróbicos en el agua o a practicar el tenis de mesa.

Sin restar de ninguna manera la importancia que la práctica del Taijiquan tiene en los mayores de 65 años, en este post quisiera resaltar las razones por las cuales, según Li (2011a) esta disciplina es una excelente actividad para los niños, especialmente para aquellos que sufren de obesidad o sobre-peso:

  • Debido a que practicar Taijiquan no requiere de trajes ceñidos, es menos probable que los niños y niñas con problemas de peso se vuelvan objeto de burla de sus compañeros.
  • Los niños y niñas pueden hacer amigos en su grupo de práctica.  Esta camaradería permite que disfruten del entrenamiento y hace del Taijiquan una actividad más divertida que ejercicios como correr o andar en bicicleta; actividades más individuales.
  • La posibilidad de practicar el Taijiquan a una gran variedad de horas puede llevar a ofrecer horarios más flexibles, que resulten cómodos para padres e hijos. De hecho, las clases de Taijiquan podrían convertirse en una actividad realizada conjuntamente por ambas generaciones.
  • El Taijiquan es una disciplina asequible y segura, que puede practicarse en casa, en espacios relativamente pequeños y sin necesidad de ningún equipo especializado.
  • De la misma manera que otras artes marciales, el Taijiquan enseña disciplina, comportamiento ético (Wu-De), autoestima y autodefensa: no solo es bueno para el cuerpo, sino para la mente y el espíritu.
  • El Taijiquan ayuda a reducir el estrés y a equilibrar las emociones.  Este hecho, que de por sí aporta en el control del peso, también contribuye a mejorar el desempeño académico, como han demostrado programas realizados en escuelas públicas estadounidenses (ver aquí).

A pesar de todas estas razones, aún puede resultar difícil imaginar a un grupo de disciplinados/as niños/as moviéndose con la lentitud y la concentración que requiere el Taijiquan. Sin embargo, creo que esta hazaña no es imposible; radicando en cierta medida en la disposición, la creatividad y las habilidades didácticas de instructores y maestros (para un ejemplo, clic aquí). Por otro lado, conviene recordar que estilos como el de la familia Chen incluyen una cuidada combinación de tranquilidad y movimiento.  Esta característica podría hacer del Chenshi Taijiquan una buena opción para los más pequeños.

Referencias:

Li, Violet (2011a). Childhood Obesity and Tai Chi. Disponible en http://www.examiner.com/tai-chi-in-national/childhood-obesity-and-tai-chi

Li, Violet (2011b). Tai Chi and weight loss. Disponible en: http://www.examiner.com/tai-chi-in-national/tai-chi-and-weight-loss

Actualizaciones:
26 de agosto de 2011
14 de octubre de 2011

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s